Todo el mundo sabe que los palets son la base de la cadena de suministro. Todos sabemos qué es un palet, se trata de una base estable sobre la que se transportan los productos.

Los modelos más conocidos en el mercado español son el palet europeo y americano, pero existen muchos otros modelos y medidas. Los palets, además, no se fabrican solo de madera, los hay de muchos otros materiales. Si nos metemos a fondo en el mundo de los palets, nos perderíamos.

Por eso, hoy queremos repasar los principales tipos de palets existentes y cuáles son sus características.

Tipos de palets según las características

Dimensiones

Los dos tipos de palets más usados actualmente son los de 1200×800 mm, de tipo europeo y el de 1200×1000 mm, de tipo americano. Ambos reciben su nombre de las zonas en las que más uso se les da.

Las dos dimensiones se encuentran entre las seis medidas estandarizadas por la Organización Internacional para la Estandarización (ISO), para el manejo internacional de mercancías. El resto de medias aceptadas son: 1016x1219mm, 1165x1165mm, 1067x1067mm y 1100x1100mm.

Algunas medidas se utilizan solo en algunas zonas y solo para algunos sectores concretos, por ejemplo el de 1016x1219mm que es el más usado por los supermercados americanos.

Además, existen otras medidas no estandarizadas, como el medio palet que se suele usar en España (600x800mm). Estas medidas se suelen escoger por motivos de funcionalidad. Los palets de tipo europeo se ajustan a las cajas de los tráilers, pudiendo entrar en filas y ocupando el espacio de la forma más eficiente posible.

Cómo escoger el mejor palet de madera

Lo principal es tener muy claras las necesidades que tenemos. Tenemos que saber determinar el uso y las necesidades que vamos a tener, para acertar con la elección  de los palets, pues incluso puedes comprarlos con medidas personalizadas.

Otro de los aspectos que deberías considerar son los gastos y las necesidades de transporte que tiene tu empresa. Es importante escoger un tipo de palet que optimice el espacio y los costes generales.

Número de entradas

Las entradas son el número de accesos del palet. En pocas palabras se trata de los lados por los que la paleta elevadora puede acceder al palet. En cuanto a número de entradas encontramos dos tipos de palets: de dos y de cuatro entradas.

Los de dos entradas tienen dos lados abiertos (los dos lados opuestos) y los otros dos cerrados. El palet de cuatro entradas es accesibles desde cualquier lado, esto supone que se puede trabajar con mayor facilidad con ellos.

Los de cuatro entradas suelen usarse más, pues son mejores para trabajar con traspaletas y carretillas elevadoras.

Palets de tipo EUR y EPAL

EUR y EPAL son dos de los sellos que puedes encontrar en los palets de madera. Estos sellos certifican que el palet ha sido fabricado siguiendo los estándares del palet de tipo europeo (dimensiones, peso, calidades… ), fijados por la Asociación Europea del Pallet (EPAL).

Esto está pensado para facilitar el intercambio y suministro de palets entre empresas, pues el sello los reconoce como productos homologados.

El origen de estos palets se remonta al transporte por ferrocarril. Concretamente este tipo de palets nació durante la Segunda Guerra Mundial, cuando se les enviaba a las tropas aliadas los suministros necesarios para el combate. En la década de los 60 todo el material sobrante del conflicto empezó a ser usado para el comercio y se estandarizó el palet de tipo europeo.

El uso de este tipo de palets redujo el tiempo de carga de los trenes en un 10%.

Normativa NIMF-15

Esta normativa rige los tratamientos fitosanitarios que deben tener los embalajes para poder ser exportados a países que han aprobado este protocolo medioambiental. El objetivo de este tratamiento es frenar la introducción de especies invasoras en ecosistemas ajenos.

La norma exige que la fabricación de los palets se haga con madera descortezada y que, además, se le realice un tratamiento por calor o por químicos.

El tratamiento más usado suele ser el de calor. Mediante hornos kyln, la madera se calienta desde dentro, a una temperatura adecuada, que extrae la humedad y previene la aparición de moho y de plagas.

Al ser la madera el material más utilizado para la fabricación de palets, la introducción de este protocolo ha tenido mucho impacto en el mercado. Solo los palets marcados con el sello NIMF-15 son aptos para el comercio internacional.

Otros materiales para palets

Metal

Habitualmente de acero o aluminio, son el tipo de palet más resistente, aunque también el más pesado. Se utilizan para cargas muy pesadas y tienen un uso mayoritariamente militar y aeronáutico.

Son resistentes a las plagas, no tienen astillas ni se les caen los tacos o los clavos. Son muy higiénicos, por lo que son apreciados por las empresas sanitarias y las de alimentación.

Los fabricantes tratan de rebajar el peso del palet, pero su precio es el más alto y su presencia en el mercado es bastante limitada.

Plástico

Con la entrada en el juego del NIMF-15, los palets de plástico tuvieron un auge importante. No necesitan tratamiento y son ligeros, además son muy fáciles de limpiar, por lo que son muy buenos para empresas de alimentación.

Son más duraderos que los de madera, resisten bien al clima y a los golpes. Como los de metal, no corren peligro de astillarse.

Como parte negativa tienen la vida más corta, pues no pueden repararse y, algunas veces, es complicado ubicarlos en las estanterías.

Cartón

Los palets de cartón tienen unos usos más restringidos debido a sus características, aunque pueden ser una buena opción si transportamos materiales ligeros. Son rígidos y su transporte es barato, pues no pesan.

Son muy personalizables y su manejo es sencillo.

Como es de esperar no tienen una vida útil muy larga, pues no se pueden reutilizar. Normalmente solo tienen un uso.

Madera

El de madera es el tipo de palet más utilizado, casi el 90% de palets en el mercado son de madera. La razón es que son muy económicos y tienen una vida muy larga. Se pueden reutilizar y además son resistentes y fáciles de almacenar.

Su mayor inconveniente es que suelen sufrir desperfectos. Los golpes y las caídas provocan que se astillen o que pierdan clavos y astillas. También sufren de plagas y les afecta la humedad que da lugar a bacterias.

La madera, además, resulta muy complicada de limpiar y desinfectar.

Conclusión

Como puedes ver tienes todo un mundo de palets entre los que elegir. La decisión de compra debe basarse en las necesidades de tu empresa, por eso debes saber de antemano qué es lo que quieres, solo así podrás escoger el palet más adecuado.

WhatsApp Contacta por WhatsApp