Los palets son la pieza esencial en cualquier cadena de suministro. Los palets mueven nuestras mercancias y nos permiten mejorar los tiempos y adaptarnos a cualquier envío. Escoger los palets adecuados para nuestra empresa nos ayudará a mejorar los procesos logísticos y, lo más importante, representará un ahorro en costes de transporte.

Antes de comprar palets debemos tener claras algunas cosas. Por ejemplo, debes saber el fin para el que serán usados, la clase de mercancía que quieres almacenar o transportar y el tipo de cliente al que le serán enviados los productos. Las diferentes industrias tienen estándares distintos y es importante conocerlos bien antes de escoger.

Si la empresa a la que vas a enviar tus productos no tiene posibilidades de recepcionar un camión cargado de palets, entonces tendrás un problema con el envío. Y lo mismo sucederá si los palets que has utilizado no son los correctos.

Para que no tengas problemas en los envíos y mejores al máximo los procesos logísticos de tu empresa, te dejamos algunos consejos de compra que seguro te irán bien.

Cómo comprar palets: Guía de compra

Para acertar con los palets es necesario responder a las siguientes preguntas claves:

1. El tipo de palet

¿Qué tipo de palet es el mejor para tu producto? En el mercado existen muchos tipos de palets. De madera, de plástico, de metal o incluso de cartón.

Tienes que pensar en cómo será recepcionada la carga. Algunas empresas necesitan palets de cuatro entradas, de forma que puedan ser recogidos desde todas partes, pero otras empresas los prefieren de dos entradas.

Si vas a transportar materiales pesados necesitarás palets resistentes, de tipo perimétrico o de medidas y tamaños mayores. Estos palets suelen ser más indicados y eficientes para sistemas de transporte automatizados.

2. El material del palet

Madera, metal, plástico, cartón… Puedes pensar que todos los palets son iguales pero la realidad es muy diferentes. Existen muchos tipos distintos de palets, con estructuras diferentes según el material del que están hechos.

Algunas empresas como las de alimentación suelen utilizar palets de plástico. Sin embargo, esto puede acabar siendo un problema, no solo tienen un coste mayor, también tienen una vida útil más corta y no se pueden reparar. Además, en algunos países está prohibido su uso para transportar alimentos debido a su composición química.

3. Condiciones de manipulación

En esta parte debes incluir todo lo que tiene que ver con la manipulación de la carga paletizada. No estamos hablando solo de la recepción del material, aquí entran en juego otros factores como, por ejemplo, el almacenamiento.

Las estanterías, los equipos de manipulación y el peso de carga que el palet soportará durante el transporte y su uso posterior, todo son factores que debemos tener en cuenta antes de escoger un tipo de palet concreto.

4. Condiciones del palet

No puedes olvidarte de las condiciones que presenta el palet. Los palets nuevos están tratados y deben tener los sellos visibles. Debemos fijarnos en la tolerancia a la humedad, la calidad de los materiales y el espacio entre las tablas.

Tampoco debes olvidar que, para el transporte internacional, los palets deben poseer el tratamiento fitosanitario NIMF-15. Es obligatorio cumplir con las regulaciones internacionales de transporte.

Lo que dicen los expertos sobre comprar palets

A pesar de todos los materiales nuevos que existen, de los billones de palets que se utilizan a diario en todo el mundo, el 90% sigue siendo palets de madera. Es verdad que algunas empresas se decantan por los de plástico, pero la realidad es que los palets de madera siguen siendo los más usados y apreciados en todo el mundo.

Si tienes dudas sobre qué palets deberías comprar, aquí te dejamos algunos consejos de nuestros especialistas:

  • Los palets de madera, además de ser 100% reciclables, son más baratos. Se pueden desmontar para usar sus piezas en la reparación de otros y son más resistentes. Sin embargo, requieren tratamientos especiales para combatir la humedad y las plagas.
  • Las industrias de círculos de producción cerrados escogen los palets de plástico porque resisten mejor ante la humedad y las condiciones extremas, especialmente al ser empresas que mueve poca cantidad de mercancía —farmacéuticas y de alimentación—. Los palets de plástico son ideales para transportar poco peso.
  • Es conveniente contratar una empresa de transportes que no cobre los costes por palet sino por viaje. Si trabajas con palets de plástico, lo mejor es contar con un buen gestor de palets que se encargue de devolver los palets al almacén.
  • En algunos casos, sobre todo en la industria agrícola, los palets también suelen usarse como expositores. Si es este tu caso, los palets de plástico son una mala idea, pues siempre deben devolverse al dueño.
  • Los palets de madera tienen clavos, bordes y astillas. Para transportar mercancías frágiles es mejor utilizar palets de plástico, pues la plataforma es lisa.

En cualquier caso, antes de escoger, es mejor consultar con tu proveedor de palets habitual para que te aconseje. Es aconsejable que dediques tiempo a informarte sobre todos los aspectos necesarios, solo así reducirás al máximo las posibilidades de equivocarte en la elección.

WhatsApp chat Contacta por WhatsApp